Carlos Beltrán renuncia como dirigente de los Mets sin haber dirigido un juego

Carlos Beltrán, presentado en noviembre como el nuevo dirigente de los Mets de Nueva York para la temporada de 2020, renunció a su puesto apenas dos meses y medio después de su contratación, tras ser señalado como uno de los gestores de un esquema para robar señales mediante el uso de tecnología cuando era jugador de los Astros de Houston.

Blom

 

“En una reunión con Jeff (Wilpon, gerente de operaciones) y Brodie (Van Wagenen) llegamos a un acuerdo para separarnos. Estoy agradecido de ellos por brindarme la oportunidad, pero acordamos que esta decisión es la mejor por los intereses del equipo. No podía permitir ser una distracción para el equipo. Le deseo éxito a toda la organización en el futuro”, reaccionó Beltrán en unas declaraciones escritas.

Los nombres de Beltrán fue mencionado en el informe de la investigación de Major League Baseball (MLB) contra los Astros de Houston para las campañas de 2017 y 2018, y que al concluir le costó una suspensión de un año tanto al dirigente A.J. Hinch como al gerente general Jeff Luhnow.

Cora, que en 2017 era coach de banca de los Astros, es mencionado como el cerebro del esquema de robo de señales contra los equipos contrarios, que incluyó el uso de cámaras y dispositivos electrónicos, algo prohibido en MLB. Beltrán es nombrado como una figura clave en hacer más sofisticado el proceso.

La de 2017 fue la última temporada de Beltrán como jugador y se despidió con un anillo de Serie Mundial con Houston.

Tras la investigación contra el equipo, MLB decidió no aplicar castigo alguno contra ningún jugador de Houston.

Pero desde el lunes, cuando bajaron las sanciones de MLB contra Hinch y Luhnow, comenzó una presión pública de un sector de la prensa de Estados Unidos y de parte de la afición, pidiendo que tanto los Red Sox como los Mets prescindieran de los servicios del también puertorriqueño Alex Cora y de Beltrán.