En capilla ardiente velaron al sacerdote asesinado en Lara

En horas de la noche del lunes fue entregado el cuerpo del padre Irailuis José García Escobar, de 39 años de edad, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Fátima, ubicada en el barrio Santa Isabel.

Este martes fue sacado y su féretro colocado en la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, donde fue velado en capilla ardiente. Feligreses, familiares y demás sacerdotes acudieron para darle el último adiós al padre Irailuis. El sacerdote fue asesinado al resistirse al robo de la camioneta de la parroquia.

Oswaldo Araque, vicario general de la Arquidiócesis de Barquisimeto expresó la consternación, dolor y tristeza que sienten todos en la iglesia ante la pérdida de un sacerdote a quien recordó que desde su ordenación, siempre se caracterizó por ser un padre preocupado por formarse y con entrega al trabajo pastoral, a las misiones y a la espiritualidad de manera incondicional.

Irailuis tenía diez años como párroco de la parroquia Nuestra Señora de Fátima, además en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes era el administrador parroquial. Con el clero cumplía funciones de ser motivador de zona.

“Como iglesia nuestra oración por el eterno descanso del padre, también la oración por la conversión, el perdón de quienes le dieron muerte, porque como iglesia, como cristianos no podemos guardar ningún tipo de rencor ni desear el mal a nadie, sino siempre pedir de la misericordia de Dios para tantos corazones que perdidos, que a veces no conocen el valor de la vida, lo que es el respeto de la dignidad humana”, destacó el vicario general

“Hemos pasado a ser una sociedad que preocupa, porque los índices de violencia cada día son más altos, se ha perdido el respeto y tantas cosas que se han perdido en todo los sentidos y nos preocupa cuando el ser humano se va desorientando, va agarrando unos caminos que no son de la verdad, de la vida, de la luz”. Oswaldo Araque además recalcó que se debía buscar a Dios.

Sobre los hechos en donde falleció el padre aseguró tener entendido que se trataba de un robo y manifestó que todo lo dejaban en manos de los órganos de investigación.

Al velorio llegaron diversos sacerdotes y todos los feligreses de quienes fue guías espirituales quienes dieron fe de un amor por Dios y hoy lloran su partida.

Lea también: Homicida de sacerdote larense trató de suicidarse

Foto: cortesía Keren Torres
ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.