Brexit = Venexit por Leandro Rodríguez Linárez

Nos perdonan, pero somos firmes creyentes que Venezuela debe seguir el ejemplo de Gran Bretaña, nos explicamos:

Blom

 

Salvo la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y algunos tratados bilaterales, nuestro país ha contado con pésima suerte conformando bloques regionales, sobre todo los recientes ALBA, CELAC, PETROCARIBE, UNASUR y hasta MERCOSUR donde sustituimos toda nuestra producción criolla por productos foráneos, todo a cambio de petróleo y aciagos apoyos políticos, gracias a ello la comunidad internacional no nos ve como 30 millones de venezolanos, sino como 30 millones de barriles de petróleo, por eso les importa muy poco que estemos muriendo por un hampa impune, por falta de medicinas o por falta de alimentos.

Lamentablemente, en la diplomacia internacional lo económico prevalece, lo demás es maleable parapeto, pantalla, verborrea. A veces es exigible fuerte dosis de realidad, afrontemos que nadie ni nada cambiará ello, son las organizaciones especializadas quienes atienden de manera más eficiente coyunturas de salud, desplazados, pobreza, ambiente, entre otras.

Sí necesitamos apoyo externo hagámoslo de forma directa, puntual, bilateralmente, apoyémosno en las áreas competitivas que otras naciones pueden ofrecernos, con transferencia tecnológica, de ciencia, métodos y procedimientos… Basta de condenarnos a alianzas internacionales que solo quieren saquear nuestras riquezas y apuestan a nuestro estancamiento/retroceso.

Más aún, es imperiosamente necesario prohibir legalmente a nuestros gobernantes supuestas ayudas internacionales en áreas donde nuestra nación sufre; no podemos continuar regalando modernas plantas eléctricas cuando estuvimos a punto de quedarnos nacionalmente sin electricidad por la exigua capacidad de generación termoeléctrica. Tampoco podemos seguir construyendo casas en otras naciones cuando en Venezuela la pésima planificación pública nos ha llevado a un déficit de casi 3 millones de viviendas. Misma situación ocurre con hospitales ¿Cómo seguir financiando la construcción de hospitales en otros países cuando tenemos un criminal índice de carencia de estas unidades y los existentes se están cayendo a pedazos? Estimados compatriotas debemos tomar en serio nuestra venezolanidad.

Debemos seguir el ejemplo del Japón de la postguerra, desarrollarnos domésticamente, nuestra educación, ciencia y tecnología… Venezuela puede y debe hacerlo más que ninguna otra nación en el planeta pues está condenada a la perpetua riqueza natural y a su brillante talento humano, mismo que resalta en el mundo entero menos en Venezuela. Esas riquezas solo han podido ser inutilizadas por la inconmensurable pobreza mental de “líderes” políticos y gobernantes como los actuales quienes plagan a los venezolanos de condiciones, controles, restricciones, racionamientos y se apoyan en talentos de otras naciones como China, Rusia, Cuba, entre otras ¡Llegó la hora de nacionalizar a Venezuela carajo! Necesitamos gobernantes que crean, apoyen y les duela Venezuela.

@leandrotango