Brasil extrema medidas de seguridad en Juegos Olímpicos

Sidney Levy, director general de los Juegos Olímpicos señaló en Washington que garantizar la seguridad al certamen se ha convertido en la mayor preocupación de la organización, tras el comunicado enviado por la empresa Avianca en el que avisaba de la posible entrada en ese país de un ex presidiario de Guantánamo, que fue acogido en Uruguay hace dos años.

Blom

 

Jihad Ahmad Diyab, que cumplió pena por sus presuntos vínculos con Al Qaeda, podía salir del territorio uruguayo, pero las autoridades brasileñas le prohibieron la entrada, “Técnicamente no es un fugitivo, pero, a un mes de los Juegos Olímpicos, cualquier rastro sospechoso es motivo de alerta”, según nota de Noticia al Día.

“El principal asunto en Brasil y en cualquier lugar es el atacante solitario. Ese es el asunto que nos preocupa. Este hombre fuera de radar. Así que eso es lo que más nos genera trabajar al máximo en el apartado de seguridad”, afirmó Levy.

El pasado mes de abril la cuenta de Maxime Hauchard, francés de 22 años, que aparece en videos decapitando a rehenes, lanzó una advertencia en Twitter alertando al país carioca  “Brasil, ustedes son nuestro próximo objetivo”. Según Levy, tras estas amenazas, la seguridad es prioridad y por ello habrá 85,000 efectivos desplegados, mientras que agentes de 100 países ya se encuentran en Brasil, reseñan las agencias internacionales.

CACTUS24 (04-07-16)