Barcelona y Real Madrid rechazan cambio de escenario para clásico de La Liga

Barcelona y Real Madrid rechazan a la idea planteada por LaLiga de cambiar de sede el clásico, inicialmente programado para el 26 de octubre en el Camp Nou. El ente ha pedido a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) que se juege el partido en el Santiago Bernabéu, por la tensión política en Cataluña.

Blom

 

«El FC Barcelona no es partidario de que el clásico previsto para el sábado 26 de octubre no se juege en el Camp Nou tal y como ha solicitado LaLiga al Comité de Competición», explicó el diario Sport sobre la postura que hará oficial el club «en las próximas horas».

El Real Madrid está en la misma sintonía con su archirrival. «Los servicios jurídicos del club blanco consideran que el cambio de sede alteraría la competición y perjudicar a terceros», publico. A lo que no se opondría el club merengue sería a una aplazamiento del duelo.

Vale decir que el ministerio del Interior anunció la declaración de alto riesgo del choque y ha cursado al Comité de Competición de la RFEF el cambio de escenario del encuentro, por «caso de fuerza mayor», en base al Reglamento General de este organismo.

El artículo 188 de esta normativa sobre «Alteración de las competiciones y de los periodos de inscripción» indica que «en caso de fuerza mayor o circunstancias excepcionales, la RFEF podrá suspender total o parcialmente las competiciones, así como prorrogar o reducir los períodos de inscripciones, en coordinación, en su caso, con la Liga Nacional de Fútbol Profesional, cuando así resulte legalmente oportuno.

También el artículo 240 establece que la RFEF «tiene la facultad de suspender cualquier encuentro cuando prevea la imposibilidad de celebrarlo por causas excepcionales».