¿Qué son los bancos de leche materna?

¿Qué son los bancos de leche materna?
Los bancos de leche materna son centros donde se recolecta y se conserva la leche de madres donantes. Esa leche se ofrece a bebés que la necesitan y no pueden obtenerla de sus propias mamás. Te contamos todos los detalles sobre el funcionamiento de estos servicios.

¿Quién puede donar?

Cualquier mujer que esté dando de mamar a su hijo y que tenga un buen estado de salud que le permita someterse a la actividad extra de sacarse leche para donarla. Descartan a las mujeres fumadoras, las que toman ciertas drogas o fármacos sin control médico, las que consumen alcohol, las que padecen enfermedades crónicas o infecciosas y las que han tenido algún riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual.

- Anuncios -

¿Durante cuánto tiempo se puede donar leche?

Mientras la mujer tenga leche y esté dando de mamar a su hijo. No se admite a ninguna madre que se extraiga la leche con la única finalidad de donarla.

¿Qué trámites se siguen?

Si quieres donar debes dirigirte al banco de leche y firmar un documento en el que te declaras sana y das constancia de llevas unos hábitos de vida saludables. Te harán una entrevista y una analítica para corroborar tu buen estado físico y asegurarse de que no eres portadora de alguna infección.

¿Cómo se obtiene la leche?

Si procede de una madre que está ingresada en el hospital, se recibe en el banco fresca. En caso contrario, ella se extraerá la leche en casa y la transportará después hasta allí. En estos casos lo habitual es congelarla antes de llevarla para que se conserve mejor. Todas las donaciones que llegan se etiquetan en función de los días que han pasado desde el parto, la fecha de donación y la edad del hijo de la donante. Así, después se puede elegir el alimento más adecuado a las necesidades nutricionales e inmunológicas de los bebés receptores.

¿Dónde se guarda?

Una vez pasteurizada, la leche se almacena en recipientes de diferentes tamaños y se congela hasta su distribución.

¿A quiénes se dirige este servicio?

A niños muy prematuros, enfermos o sanos.

A recién nacidos sometidos a intervenciones quirúrgicas.

A niños alérgicos o con intolerancia a fórmulas de leche artificial.

A los que tienen deficiencias inmunológicas congénitas o adquiridas tras tomar medicación.

A los que padecen enfermedades infecciosas crónicas o con errores innatos del metabolismo.

A todo niño amamantado que necesite de forma circunstancial leche materna porque su mamá no puede dársela.

En los casos en los que la ansiedad materna disminuye la producción de leche.

¿Tiene algún costo?

La donación es voluntaria y totalmente altruista. La recepción por parte de los bebés es también gratuita, y son los neonatólogos y pediatras quienes supervisan este proceso. Los datos sobre las donantes, la fecha de donación y las fichas de los receptores se tratan de forma confidencial, igual que en los bancos de sangre de cordón umbilical.

¿Cómo se decide qué tipo de leche dar a cada niño?

Tras el pasteurizado, la leche se clasifica en función de su calidad y sus calorías. Según el primer criterio, puede ser de altísima calidad, alta calidad y calidad normal, entendiendo por calidad la cantidad de componentes fundamentales que aporta. Según las calorías se clasifica en leche de ‘mucho engordar’ o de ‘poco engordar’. Luego, en función de cada bebé y de su situación, se le ofrece un tipo u otro.

La leche materna es el mejor alimento para el bebé:

Contiene todos los nutrientes que necesita en las proporciones exactas.

Es fácil de digerir por el intestino inmaduro del recién nacido.

Refuerza el sistema inmunológico y protege contra numerosas enfermedades y alergias.

Fuente: SerPadres

cactus24 (19-05-17)

 

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.
Loading...