Australia envía soldados para asegurar el cierre de una frontera entre estados

Cientos de agentes de policía y soldados se están desplegando para hacer cumplir el cierre de la concurrida frontera entre los dos estados más poblados de Australia como parte de las medidas para contener un brote de coronavirus.

Blom

 

Está previsto que la demarcación estatal entre Nueva Gales del Sur (NSW) y Victoria, que es muy porosa y se extiende cientos de kilómetros, se cierre el martes a las 23.59 horas por primera vez en 100 años.

El estado de Victoria comunicó el jueves un número récord de nuevas infecciones por COVID-19, lo que eleva el recuento nacional a un máximo de tres meses.

“Habrá una importante operación militar y policial para supervisar toda la actividad transfronteriza”, advirtió el ministro de policía de Nueva Gales del Sur, David Elliott. “Hay serias multas y, de hecho, una sentencia de cárcel, para cualquiera que no cumpla las restricciones.”

Las personas que sean sorprendidas cruzando la frontera sin permiso a través de cualquiera de estas 55 carreteras, muy utilizadas por viajeros, escolares y el transporte de mercancías por carretera, o varios cruces de ríos y zonas agrestes, se enfrentarán a penas que pueden llegar a una multa de 11.000 dólares australianos (7.700 dólares) y seis meses de prisión.

Se concederán permisos de viaje diarios a las personas que vivan en pueblos y ciudades fronterizas.

 

Cactus24 07-07-20