Así transcurrió el primer día de cuarentena en Carabobo

Hoy, una nueva medida sorprendió a los carabobeños: La gasolina, que desde hace una semana ya estaba escasa, ahora será para trabajadores priorizados. La acción causó molestia entre quienes aún rondan las calles en medio de un llamado a cuarentena en todo el país por la pandemia mundial del Covid-19.
 
Desde muy temprano las pocas estaciones de servicio que estaban funcionando en la entidad, lucían abarrotadas de vehículos, más que en los últimos días, hasta que funcionarios de seguridad informaron a los conductores sobre la nueva medida.
 
Horas después, el comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) Carabobo, general José Antonio Murga Baptista, confirmó en el programa de radio «De Buena Fuente», conducido por la periodista Tibisay Romero de Unión Radio, que se le dará prioridad de surtir gasolina a vehículos de transporte público, del sector salud, seguridad y servicios públicos.
 
Durante la entrevista, el general llamó a la colectividad a dejar el nerviosismo y llenar el tanque de los carros sin ser necesario, pues nadie debería estar preparando un viaje en estos momentos y arriesgarse a contaminarse con el virus mientras hacen colas en las gasolineras. 
 
Además, garantizó el trabajo de la prensa en la región asegurando que los medios de comunicación servirán, con información veraz, oportuna y con la mayor transparencia, para tranquilizar a la población. 
 
 
Mientras esto ocurría, al otro extremo, en el sur de la ciudad, la cuarentena se cumplía a medias. Algunos locales en zonas como La Isabelica, por ejemplo, se mantuvieron abiertos con normalidad y no fue sino hasta pasadas las 8 de la noche cuando efectivos de la Guardia Nacional llegaron al lugar para instar a las personas a permanecer en casa y los dueños de comercios a bajar las santamarías.
 
 
En San Diego, los pocos locales abiertos estaban bastante concurridos de personas quienes buscaban comprar comida para abastecerse. La Policía municipal se mantenía al pendiente e invitaba a los ciudadanos en las colas a mantenerse a un metro de distancia entre sí y a hacer uso del tapabocas. El alcalde León Jurado recorría las calles con megáfono llevando un mensaje a los vecinos: Cumplir las medidas preventivas dictadas por organismos internacionales ante el coronavirus. 
 
En el municipio San Joaquín hubo poca afluencia de personas y vehículos. 
 
Mientras tanto, la especulación con la comida, servicios y ventas de tapabocas, parecen ganarles al Covid-19. 

Únete a nuestro grupo de whatsapp HACIENDO CLICK AQUI y recibe las noticias al instante

Blom