Los delincuentes no tuvieron piedad de José Gregorio Cifuentes, colombiano de 51 años. Por no colaborar con ellos durante el robo a su residencia lo mataron a puñaladas, se llevaron sus objetos de valor y huyeron del barrio Raúl Leoni, al oeste de Maracaibo.

Los familiares encontraron el cadáver en la residencia. No supieron explicarle a los cuerpos de seguridad cómo ni cuándo ocurrió el asesinato. Les extrañaba que no respondiera a ninguna de las llamadas por teléfono. Quedaron en shock encontrar la vivienda abierta y en una de las habitaciones al hallar el cuerpo.

Se desconoce qué tanto faltaba en la vivienda. Las investigaciones se inclinan a que la víctima se resistió al robo. Los detectives indagan si los homicidas viven en la barriada o en sectores aledaños. Los vecinos aseguraron que no vieron ni escucharon nada extraño.

Jéssika Ferrer. Corresponsalía Zulia