Argentinos muestran descontento por aumento de tarifas de luz

El aumento de las tarifas de la luz eléctrica anunciadas por el Gobierno, los constantes apagones y la ola de calor que se registra en Buenos Aires, mantiene a la población argentina en un creciente descontento. 

Así lo aseguró Camila Sánchez, periodista de la corresponsalía de teleSUR en la nación suramericana, quien habló de las medidas autorizadas por el presidente argentino, Mauricio Macri en el sector eléctrico, que significan un aumento del “500 por ciento” en los servicios básicos como la electricidad, agua y gas. 

- Anuncios -

En el caso de la boleta eléctrica, el ciudadano pasará de pagar 150 pesos argentinos ($11,45) a 400 pesos argentinos ($30,54) con dicha medida. 

Las manifestaciones se dejaron sentir la noche del domingo, contra la Empresa Distribuidora Sur (Edesur) y la Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte (Edenor). 

Sánchez comentó durante el programa Agenda Abierta que en el caso del aumento de la boleta de luz eléctrica, este servicio no ha mejorado hasta el momento, aún se mantienen los constantes apagones en Buenos Aires, hecho que ha causado que los afectados pasen de 13 mil a 56 mil a finales de 2015, según el ministro argentino de Energía, Juan José Aranguren. 

El Gobierno que encabeza Macri aún no ha presentado un plan para solventar la problemática que vive Argentina en materia energética, hecho que el anterior Gobierno intentó hacerle frente, dijo. 

La periodista agregó que la política de subsidios que llevó a cabo tanto Néstor Kirchner como Cristina Fernández, en el sector transporte, también se verá afectada de igual forma a mediano plazo.

La propuesta de Cambiemos, partido que lidera el actual dignatario argentino, se enfoca en mantener subsidios por parte del Estado pero, los usuarios del transporte público deberán pagar aumentos hasta del 30 por ciento actual. 

Cabe destacar, que el secretario general de los metrodelegados en la capital argentina, Roberto Pianelli, manifestó que los trabajadores esperan, tras la devaluación del peso argentino y alto costo de la vida, que ha representado el aumento de las tarifas en los servicios, les sea pagado un bono de emergencia de 10 mil pesos ($ 763,60). 

“Los recientes aumentos de precios han dinamitado el poder adquisitivo de los trabajadores y el reclamo de un bono de emergencia apunta a tratar de paliar la situación”, manifestó Pianelli, quien advirtió que de no recibir el bono, los empleados se declararán en paro. 

Por otra parte, la devaluación de la moneda argentina que ha generado la eliminación del cepo al dólar empeora la situación. Así lo opina el diputado nacional y secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), Héctor Daer, quien aseguró que la situación ha generado “un corrimiento de precios importantísismo”, lo que ha incrementado la inflación. 

Durante una entrevista en una radio local, Daer señaló que para el primer trimestre de este año se estima que los trabajadores soliciten un aumento de salario, que según “empresarios será del 30 por ciento”, sostuvo.

CACTUS24 (4/1/2016). 

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.