En Aragua no se come carne

Foto: Archivo.

“La carne de res se ha convertido en una especie en extinción luego de la regulación de la que fue objeto por parte del gobierno nacional”.

Así lo señaló la señora Petra Domínguez, ama de casa victoriana quien se lamentó:

“Antes era que no podíamos comprarla porque no nos alcanzaban los reales, ahora es que no se consigue porque los carniceros no quieren venderla a precio regulado; los consumidores no pegamos una”.

Josefina Orlando, residente de la urbanización Bolívar Norte, quien se confiesa “carnívora irredenta” declaró haberla “pasado negras en estos días”; “tengo dos semanas que no consigo ni un gramo de carne de ningún tipo, casi me siento coneja de comer tantos vegetales”.

Por su parte Rafael De Sousa, copropietario de un conocido expendio de carnes ubicado en el centro de La Victoria, afirmó:

“No es que no queramos vender la carne, en todo caso ese es nuestro negocio, pero si a nosotros nos la venden a 240 el kilo, es imposible que la vendamos a 90, nadie trabaja para perder”.

“Si el gobierno quiere realmente controlar los precios tiene que revisar toda la cadena de comercialización, desde el productor hasta el consumidor final, de lo contrario es imposible”.

En el recorrido por los principales comercios del ramo,el equipo reporteril de Cactus 24 pudo constatar que solo se están consiguiendo algunos rubros de charcutería como mortadela y salchicha, pero los cortes de primera, segunda y tercera brillan totalmente por su ausencia.

Cactus24 (14/09/2018).

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.