Aprovechaban la madrugada para hurtar y Cicpc los pilló a tres cuadras 

Entre las 2:30 a 3:00 de la madrugada de este martes funcionarios del Cicpc Subdelegación Cabudare recibieron una llamada telefónica, se escuchaban asustados y hablaban un poco bajo, decían que en la calle Juan de Dios Ponte del sector Los Rastrojos de Cabudare, municipio Palavecino estaban robando una casa. De inmediato los sabuesos acudieron al lugar, los residentes de la vivienda no se dieron cuenta de la incursión delictiva, pero faltaban cuatro cauchos los cuales habían quitado a un vehículo.

En el recorrido que hicieron los petejotas a tres cuadras del lugar observaron a cinco personas, todos hombres quienes llevaban cada uno con un caucho y uno de ellos -quien cargaba sus manos libres- al ver la comisión sacó un arma de fuego, era una pistola calibre 7,65 y disparó en contra de los efectivos, estos respondieron igual, lesionando a quien llevaba el arma.

El mismo fue trasladado hasta el ambulatorio de Cabudare, presentó un disparo en el pecho y a los minutos falleció. La víctima fatal fue identificada como: José Ángel Queipo Yaguas, de 15 años de edad, a los otros cuatro muchachos no les quedó de otra que rendirse y fueron apresados. Se trataba de dos adultos de 36 y 22 años de edad, además de dos adolescentes de 17 años, uno de ellos que lleva el nombre de José Alberto Marchan Lucena, fue herido de bala y se encuentra recluido en el Hospital Central Antonio María Pineda.

El arma que presuntamente fue utilizada en el enfrentamiento se encuentra requerida por el delito de hurto genérico por la subdelegación Guanare.

José Ángel Queipo de 15 años de edad

En Carora

A las 7 de la mañana de este martes funcionarios del Cicpc Subdelegación Carora, andaban por el caserío Monte Negro, vía a la finca Oso Blanco haciendo labores de investigación por la zona y en su recorrido vieron a un hombre que al ver las patrullas corrió, los funcionarios lo persiguieron a la vez que le daban la voz de alto, pero este hombre apuró el paso y se introdujo a una vivienda, desde su interior comenzó a disparar utilizando para ello un revólver calibre 38. Dos proyectiles alcanzaron a quien se escondía de los petejotas y al ser trasladado al Hospital Pastor Oropeza de Carora, municipio Torres falleció.

El hombre era conocido como “El Luisito” y se llamaba Luis Eduardo López García, de 24 años de edad, este tenía registro policial, era de Barquisimeto, pero como era buscado por la justicia se había ido para el municipio Torres en donde se había convertido en un azote de la zona.

Cactus24 (09/10/2018)

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.