Apple deberá pagar $ 31 millones a fabricante de chips tras perder juicio por patentes

El fabricante de chips para teléfonos inteligentes estadounidense Qualcomm dijo que ganó un juicio por $ 31 millones en su disputa con Apple por la tecnología patentada utilizada en los iPhones.

Blom

 

Un jurado de un tribunal federal del sur de California ordenó que la compañía de la manzana pague a Qualcomm por la infracción de patentes por los chips utilizados en los modelos iPhone 7, 8 y X.

Los daños fueron calculados para el período comprendido entre el 6 de julio de 2017 hasta el final del juicio, según un comunicado de Qualcomm.

Las patentes en cuestión son el «arranque sin flash», que permite que los dispositivos se conecten rápidamente a Internet después de ser activados, y la tecnología que permite a las aplicaciones de teléfonos inteligentes transferir datos en línea de manera eficiente.

Una tercera patente está relacionada con la protección de la vida útil de la batería, según Qualcomm.

En otro frente en la compleja batalla legal entre ambas compañías, un juez federal del sur de California emitió el jueves una resolución preliminar por la que Qualcomm debe pagarle a Apple casi $1.000 millones por el reembolso de regalías de patentes que el fabricante de chips está reteniendo, según informes de medios estadounidenses.

Apple demandó a Qualcomm hace dos años por esos pagos.  La decisión del juez no será aplicable hasta la finalización del proceso en curso.

A fines del año pasado, Qualcomm intensificó su guerra legal con Apple, acusando al fabricante del iPhone de robar secretos y compartirlos con Intel, según documentos judiciales.

El objetivo de Apple era comprar chips móviles de Intel en lugar de depender de Qualcomm, que controla la mayoría del mercado de los procesadores de teléfonos móviles, argumentando que el abuso de su posición dominante es perjudicial para toda la industria.

Apple acusa también a Qualcomm de cobrar por patentes no válidas.