¿Crisis o vicio? cambian comida por cigarros en Punto Fijo

Ante la crisis cambian comida por cigarros en Punto Fijo
Fotos: Cruz Marcano
La variación drástica en el precio de los alimentos, el alto costo de la vida y la falta de efectivo no han provocado descenso en el consumo de cigarros. Según vendedores consultados, las ventas de este producto no han disminuido, aunque fumadores confiesan que sus finanzas los han limitado. Sin embargo, para aquellos que fumar “es su vida”, han ideado alternativas para mantener el vicio, cueste lo que cueste.

Hoy 31 de mayo, Día Mundial de No Fumar, Cactus24 pulsó la opinión de la colectividad paraguanera sobre este tema, considerando que al fumar se crea una adicción nociva para la salud.

“Hay personas que han cambiado comida por cigarros”, aseguraron Pedro Luzardo y Ramón Martínez, vendedores informales en el mercado Municipal de Punto Fijo, quienes señalaron además que el consumo de cigarros se ha visto ligeramente afectado debido al alto costo de las cajas de Belmont, Cónsul, Marlboro, Pall Mall y Lucky Strike, estos tenian gran aceptación en el público por ser cigarros “finos y suavecitos”, indicó Luzardo.

Una caja de cigarrillos de las marcas reconocidas superan los 400 mil bolívares. (Bs.S 400). Los vendedores acentuaron que la mayoría de los fumadores “para mantener el vicio” se deciden por las opciones más económicas como el Chesterfield, cuyo empaque de 20 unidades tiene un valor de 150.000 bolívares (BS.S 150).

Aunque el precio no limita al fumador, estos han aplicado la alternativa del “trueque” para adquirir una caja. “Yo he cambiado cigarros por harina, arroz, granos, hasta pan y eso es a cada rato en la semana”, relató Martínez a Cactus24.

Un vicio con un margen de ganancia no tan nocivo

Luzardo y Martínez aseguraron que las ganancias por las ventas de cigarros no “son tan malas”, pues por cada caja se gana entre 10.000 y 15.000 bolívares, lo que representa una ganancia de un millón de bolívares al día, sumándole la adquisición de productos como harina, pasta, arroz y otros por medio del mecanismo del “trueque”.

Además consideran que es un negocio lucrativo y con permanencia en el tiempo, pues afirmaron que los jóvenes son los más fieles clientes al comprar cigarrillos.

Una fumada para sobrellevar la crisis

Por otro lado, el consumo de este tipo de productos es usado como paliativo a la disminución del consumo de alimentos.

Ante la crisis cambian comida por cigarros en Punto Fijo
Nohelia Gómez confesó que fuma para calmar las ansiedad y el hambre. Foto: Cruz Marcano

“Algunas veces no tengo nada que comer, rebusco aunque sea para un cigarro y sobrellevar esta crisis. Me fumo uno o dos cigarros cada dos días para calmar la ansiedad del hambre”, admitió Noelia Gómez de 63 años.

Por su parte, Richard Sánchez, indicó que a pesar de que el venezolano tiene el conocimiento que fumar es nocivo para la salud, su inconsciencia y la crisis han empujado a los ciudadanos en mantener el “vicio”. Sin embargo, recalcó que hay personas que han disminuido el consumo de cigarrillos por ser un “hobby” muy costoso.

Ante la crisis cambian comida por cigarros en Punto Fijo
Richard Sánchez “el venezolano hace lo posible para mantener el vicio del cigarrillo”. Foto: Cruz Marcano

Especialistas: Los pobres gastan más en cigarros que en comida

Desde los puntos de vistas de la inmunóloga Noria Reyes e Ingryd Ugarte  estudiante  del último año del Programa Nacional de Formación (PNF) Nutrición y Dietética de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (Unefm) aseguraron que los hogares con menores ingresos son los que gastan más en cigarros. Aunque no precisaron cifras, aseguraron que debido a la falta del poder adquisitivo, la escasez y los altos costos de los alimentos para su dieta diaria, estas familias de bajos recursos recurren al consumo del tabaco para “calmar la ansiedad por no poderse alimentarse bien”.

Advirtieron que estas familias fumadoras no tendrán a largo plazo recursos para invertir en el tratamiento de las enfermedades causadas por el cigarro.

Los chicos del humo

“Por presión social de los amigos, por rebeldía, baja autoestima o por el afán de experimentar, muchos jóvenes están comenzando a fumar a edades cada vez más tempranas, algo que pone en riesgo su salud y su calidad de vida”, así lo indicó la especialista de inmunología Noria Reyes.

La especialista recalcó que el tabaquismo es generalmente una adicción que empieza en los primeros años de la juventud. Sin embargo aseveró que en la actualidad son los adolescentes, específicamente varones que están incentivados a fumar.

En relación con el tema, Ingryd Ugarte desarrolló un estudio en donde mostró que el tabaquismo está relacionado con el bajo rendimiento académico, la inasistencia a clases e inclusive con accidentes de tránsito. Además, se nombró al cigarrillo como una de las tres drogas de entrada al consumo de sustancias psicoactivas más fuertes (junto con el alcohol y la marihuana).

Fotos: Cruz Marcano

Cactus24 (31-05-2018).

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.
COMPARTIR