Analista Miguel Jaimes estima que barril de petróleo debe costar entre $ 50 y 60 en un primer equilibrio del mercado

Para lograr una estabilidad petrolera en el mercado mundial, el precio por barril a finales de año debería costar entre 50 y 60 dólares, sostuvo el analista petrolero, Miguel Jaimes.

Blom

 

Indicó, durante una entrevista en El Desayuno, que transmite Venezolana de Televisión, que este primer equilibrio generará un efecto rebote en todo el mundo. “El efecto rebote va ser muy duro y las economías desarrolladas lo van a pagar muy grave, que son quienes han sido culpables de esta baja del crudo”.

“La sinceración de la economía parte de la sinceración de los rubros, y la estabilidad de los precios del petróleo”

Jaimes puntualizó que el aumento del barril nos permitirá tener una excelente maniobra económica, que favorecerá tanto a Venezuela, como a los demás países productores.

El analista destacó que los ojos del mundo están puestos en Venezuela, porque “es sinónimo de esperanza y tiene la mayor reserva de petrolera de todas las naciones”.

Destacó que este país suramericano al tener como sede la Cumbre de los Países No Alineados, y estar al frente de Mercado Común del Sur (Mercosur), ha ocasionado que este año se ejecuten más planes para atacar la economía nacional.

“Tiene un enorme peso en las relaciones internacionales por eso los ataques al país, el ser la primera potencia en reservar del crudo, nos hace tener una circunferencia de enemigos en el mundo, en la unión europea y sobre todo del imperio estadounidense”, detalló Miguel Jaimes.

Por otra parte, agregó que la práctica del Fracking realizada mayormente por el Gobierno estadounidense y algunas naciones europeas están en un “descenso estrepitoso”, puesto que cada vez es más difícil obtener el crudo a través de esta práctica, “es la parte final que queda en un pozo y cada vez más difícil que lo saquen”.

“Todo el robo, el del crudo, está llegando a su fin, o más bien a una sinceración, porque los países productores se están defendiendo”, subrayó.

Por último, ratificó que ese mundo que desea manejar el imperio tiene que cambiar. “Se debe hablar de una nueva paz y agenda intencional, en donde resida la paz en los pueblos del mundo”.

CACTUS24 (09-09-16)