AMLO: Trump y yo “somos amigos y vamos a seguir siendo amigos”

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llamó este miércoles “mi amigo” a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, y dijo que los pronósticos sobre su relación han “fallado” porque ésta seguirá siendo buena.

Blom

 

«Fallaron los pronósticos: no nos peleamos, somos amigos y vamos a seguir siendo amigos», afirmó López Obrador antes de cenar en la Casa Blanca con Trump, quien dijo poco antes que «en México han aprendido a no apostar en contra» de su buena relación con el líder mexicano.

Por otro lado, ambos mandatarios se obsequiaron este miércoles bates de béisbol como regalos protocolarios antes de la reunión que mantuvieron en la Casa Blanca.

«Cuando intercambiaron hoy regalos, y es una costumbre que un jefe de Estado suele traer un obsequio para el presidente y que el presidente le devuelva el obsequio, intercambiaron bates de béisbol», explicó al programa Fox Business el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien.

El alto funcionario estadounidense detalló que Trump regaló a López Obrador un bate personalizado y firmado por él de la marca Louisville Slugger, mientras que el mexicano le entregó a su homólogo un bate hecho por uno de los pueblos indígenas del sur de México.

«A los dos les gusta el béisbol», añadió.

La afición de López Obrador por el béisbol es bien conocida y en septiembre pasado, durante la inauguración del Salón de la Fama de Béisbol, el mandatario confesó que su gran sueño fue haber sido beisbolista profesional.

Además, López Obrador suele contar en sus discursos que fue un jardinero central de buen desplazamiento y presume de tener jorobado el dedo meñique de su mano izquierda, a consecuencia de una caída en una acción defensiva cuando era joven.

Trump, por su parte, también ha mostrado interés por este deporte y el año pasado acudió a un partido de las Series Mundiales del béisbol de las Grandes Ligas entre los Nacionales de Washington y los Astros de Houston.

López Obrador visitó este miércoles a Trump en la Casa Blanca, en el que fue su primer viaje al extranjero desde que llegó al poder hace ya año y medio.

El encuentro estuvo marcado por la celebración de la entrada en vigor del tratado comercial T-MEC entre Canadá, México y Estados Unidos, y ambos líderes evitaron hablar del muro fronterizo y de inmigración, los dos temas que más diferencias crean entre los dos países.

 

Cactus24 09-07-20