Álex Saab: Maduro es un gran presidente que lucha a diario

El pasado jueves, se reactivaron los trámites del proceso judicial que definirá si Cabo Verde extradita o no al barranquillero Álex Saab, solicitado por autoridades de Estados Unidos dentro de un proceso de lavado de activos y corrupción.

Blom

 

La defensa de Saab continúa denunciando supuestos atropellos judiciales y físicos que viene sufriendo.

En comunicación a EL TIEMPO, no solo insisten en que Saab es víctima de torturas, sino que niegan que tenga nexo con los 700 millones de dólares congelados recientemente por agentes federales.

«El enviado especial Álex Saab, asegura ‘no tener ninguna cuenta bancaria vinculada a su nombre en Liechtenstein, ni $700 millones», afirma su defensa, una semana después de que fuentes de Estados Unidos le aseguraron a EL TIEMPO que dicho monto está vinculado al negocio de las llamadas cajas Clap, cuyos hilos mueve Saab.

Incluso, medios en Miami aseguraron luego que Saab habría entregado voluntariamente información sobre dos cuentas bancarias en Europa, con el fin de avanzar en los acuerdos de cooperación para reducir su pena en los Estados Unidos.

Pero la defensa de Saab es enfática en que se trata de información falsa y en que él «tampoco ha aceptado su extradición, tal y como se ha afirmado».
En la comunicación también insisten en denunciar brutales actos de tortura, que Saab le atribuyó a supuestos empleados al servicio de Estados Unidos.

Tanto el gobierno de Estados Unidos, que había optado por guardar silencio, como el de Cabo Verde, salieron a negar el tema de las torturas. Incluso, la Fiscalía del país insular africano emitió un comunicado en el que asegura que, tras una inspección a la celda de Saab, se le decomisó un objeto personal con el que se estaba automutilando.

Pero la versión de la defensa es otra y anexan información atribuida directamente a Álex Saab: “A pesar de las torturas, de haberme cortado más de 26 veces los brazos y dado más de 200 golpes por todo el cuerpo, a pesar de prohibirme el simple derecho de tener un bolígrafo (derecho con el que cuentan todos los presos), jamás firmaré una extradición basada en mentiras y mucho menos una declaración falsa en la que hable sobre el presidente Maduro y su familia”.

«Álex Saab sostiene que ‘el presidente Maduro es un gran presidente, que lucha a diario a pesar de vivir un bloqueo inhumano que otros países no habrían resistido un mes’, y que Venezuela sigue firme y respaldándole», asegura el equipo legal internacional de Álex Saab.