Alerta sanitaria por hacinamiento de migrantes en frontera venezolana

Una difícil situación enfrenta miles de migrantes venezolanos que intentan regresar desde Colombia. Bajo el inclemente sol y en medio del comercio informal sobre la autopista internacional, permanecen aglomerados cerca de 1.500 migrantes.

Con plásticos, palos y cartón improvisan refugios mientras esperan un cupo que les permita ser trasladados a la Estación Sanitaria Transitoria en el puente internacional Tienditas.

Blom

 

El hacinamiento en la frontera incrementa cada día con la llegada de venezolanos que se desplazan a pie y quienes son trasladados en buses desde otras regiones del país.

Víctor Bautista, secretario de Fronteras y Cooperación Internacional de la Gobernación de Norte de Santander, expresó preocupación por el constante flujo de migrantes venezolanos que llegan hasta el corregimiento La Parada, cerca al puente internacional Simón Bolívar.

Debido a las condiciones ascendentes de los casos de la covid-19 en Norte de Santander, solicitamos a los migrantes de las demás regiones del país no llegar a la frontera hasta que hayan condiciones que no sobrepasen la capacidad instalada que tiene el centro sanitario de Tienditas», indicó Bautista.

Las autoridades sanitarias en Norte de Santander, lideradas por el Instituto Departamental de Salud (IDS), confirmaron que en total 1.900 migrantes esperan retornar voluntariamente hacia Venezuela. Estas personas permanecen en tres lugares distintos, según el grado de vulnerabilidad y orden de llegada.

«Tanto en el puente de Tienditas como en el corregimiento de La Parada se hacen Búsquedas Activas Comunitarias (BAC) para identificar si hay focos de contagio o personas asintomáticas», señaló una fuente oficial.

Según cifras de Migración Colombia, desde el 14 de marzo han retornado de manera voluntaria cerca de 84.000 venezolanos a su país; a través del puente internacional Simón Bolívar (Norte de Santander) y el puente José Antonio Páez (Arauca)./El Tiempo.

CACTUS24 15-07-20