Alarma por las lluvias en Trujillo: damnificados esperan respuesta

Ocho familias conformadas por 18 adultos, 12 menores de edad y tres personas mayores se encuentran sin hogar desde octubre del año 2018 en el municipio Boconó del estado Trujillo, están alarmados porque viven actualmente en un «refugio» inadecuado y ya empezó la temporada de lluvias.

Blom

 

Después de que el año pasado las precipitaciones se llevaran sus viviendas en el sector de Miticun por el relleno sanitario fueron trasladados a la antigua sede de Protección Civil, una casa colonial de ocho habitaciones que no ha sido reforzada en 100 años y que tiene numerosas filtraciones que inundan los cuartos; no contaba con electricidad, ahora la tiene de forma precaria gracias a los damnificados; un techo de madera que ya comenzó a ceder por las lluvias. Además los niños son afectados por distintas enfermedades.

En cada habitación vive una familia de un promedio de seis personas. Los damnificados tuvieron que traer los colchones y algunos enseres para sobrevivir, pero por la humedad y lo insalubre del recinto, las diarreas, las erupciones en la piel, las alergias y las enfermedades respiratorias abundan entre los más pequeños y las personas mayores.

La poca ayuda

Hace días les llegó el gas doméstico, estaban cocinando con fogón dentro de la casa, situación que afectaba a sus habitantes por el humo, les entregan a cada familia mensual un combo de alimentos que dura solamente tres días, una jornada médica llegó la semana pasada, pero solo le dieron algunos medicamentos a los niños afectados, temen continuar sin una solución.

Hasta ahora les informaron que ya tienen el presupuesto, pero falta la ubicación de las nuevas viviendas, hacen un llamado a la Alcaldía y a la Gobernación a acelerar el proceso ante las lluvias, entes privados les han colaborado con ropa, pero no poder llevar a los niños a las escuelas y tener una vida digna está afectando su estabilidad emocional y física.

Corresponsalía Los Andes