Adolescente vendió su cabello para comprar un tanque de oxígeno para su abuelo, enfermo de covid-19

Ana Paola Romero, de 16 años, se cortó el cabello y lo ofertó en las redes sociales para pagarle un tanque de oxígeno a su abuelo quien está delicado de salud debido al coronavirus.

Blom

 

La adolescente mexicana contó en una entrevista hecha por Milenio lo que tuvo qué hacer para ayudar económicamente a su familia, que ya ha gastado 40.000 pesos (unos 2.000 dólares) en medicamentos.

La estudiante de bachillerato, que vive en Toluca (Estado de México), relató que ella y nueve de sus parientes resultaron contagiados con covid-19. Su tío José, de 47 años, y su abuelo Jesús, de 68, son los más afectados por la enfermedad.

El anciano, que padece diabetes, sufrió complicaciones respiratorias por lo que debe recibir oxígeno. Debido a los altos costos, Ana Paola se ofreció para contribuir con su compra.

«Cuando supimos que teníamos que conseguir oxígeno, vi que todos estaban preocupados porque estaba caro», recuerda.

Ante la urgencia, le pidió a su hermana que le tomara una foto para publicarla en las redes sociales y así ofrecer su larga cabellera.

«Prefiero perder mi cabello que perder a mi abuelito», afirma en la entrevista.

Dinero insuficiente
La estudiante ofreció su pelo, de una extensión de 73 centímetros, y consiguió venderlo por 2.500 pesos (unos 126 dólares).

A pesar de su gesto, la cantidad de dinero obtenida no fue suficiente para comprar un cilindro de oxígeno, que cuesta 5.700 pesos (unos 289 dólares) y dura solo un día.

Por ello, ha pedido ayuda para conseguir un concentrador de oxígeno y un tanque con mayor capacidad para atender a su abuelo, que ha preferido mantenerse en casa y no ser hospitalizado.