Acusan a brujo de la desaparición de dos jóvenes y dos niñas en Anzoátegui

Carolina del Valle Martínez Manríquez, de 18 años de edad, junto  a su hermana de 17 años y sus dos hijas, llevan nueve días extraviadas al sur del estado Anzoátegui.

Blom

 

La última vez que las vieron, fue el martes 5 de febrero en el crucero de Moja Casabe.

María Lourdes Manríquez Pérez, madre de Corina, culpó de la desaparición de su hija a un hombre que señalan de ser brujo. Éste, al parecer, llegó a la vivienda de la joven ubicada en el caserío de Santa Clara municipio Monagas, y le dijo que necesitaba realizarse “un trabajo».

A la señora María, le contaron los vecinos del lugar que a su muchacha el brujo le sacó de la boca unas piedritas y que ella se puso a llorar y que por eso ameritaba un despojo. El sujeto le exigía a Corina dos botellas de ron.

La progenitora y abuela de las desaparecidas dijo que en la casa quemaron varios retratos y colgaron pencas de sábilas. Expresó que otro residente le refirió que su hija había corrido al supuesto brujo junto a otro hombre de la casa, el día lunes 4.

Corina, su hermana e hijas le pidieron una cola a un conocido de su madre que las llevó hasta Moja Casabe, y desde allí no saben del paradero de las cuatro féminas.

María Lourdes denunció el caso ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) subdelegación Pariaguán el viernes 8 de febrero y señaló como culpables a José Tomás Ibáñez Hernández  y Jean Carlos Pérez Vásquez.

Una fuente policial  indicó que las averiguaciones ya están adelantadas y que continúan con las pesquisas.

Corresponsal Anzoátegui / Isaías Guzmán

Cactus24 (14/02/19)