Acusada de matar a su marido violento fue ejecutada por su propia hija

Una mujer iraní fue ejecutada por su propia hija, informa el diario británico “The Sun”. Maryam Karimi fue ahorcada por matar a su violento marido con la ayuda de su padre.

Según ha podido saber el periódico británico la iraní fue ejecutada en la prisión central de Rasht el 13 de marzo, después de cumplir 13 años encarcelada. La hija de Maryam, que tenía 6 años cuando su madre mató a su padre, participó en la ejecución después de, según informes, negarse a perdonarla o aceptar “Diya” (el llamado dinero de sangre), según la cadena local Iran International TV.

Blom

 

Karimi fue condenada bajo la ley “Qisas”, una especie de ley del talión que permite que en la ejecución estén presentes familiares del condenado y se les anima activamente a realizar la ejecución ellos mismos.

Una fuente explicó a Iran Human Rights: que la hija de Maryam tenía seis años cuando ocurrió el asesinato y ha estado al cuidado de la familia de su padre. Durante los últimos 13 años, le habían dicho que sus padres estaban muertos, pero le dijeron la verdad unas semanas antes de la ejecución para prepararla psicológicamente.

Mahmud Amiry-Moghaddam, director del grupo de Derechos Humanos de Irán, explica al diario que las leyes de la República Islámica “convierten a una chica cuyo padre fue asesinado cuando era una niña en la verdugo de su propia madre. La República Islámica es el principal promotor de la violencia en la sociedad iraní de hoy”.

Tras la ejecución, las autoridades llevaron al padre de Maryam, Ebrahim, para que su progenitor viera también colgar su cadáver. Sin embargo, por razones desconocidas, no se le impuso la pena de muerte, aunque según las autoridades iraníes fue cómplice del asesinato de su yerno.

Cactus24/26-03-2021