Actriz de «Juego de tronos» denuncia a Marilyn Manson por violencia física y sexual

Pocos días después de que la actriz Evan Rachel Wood acusara al músico Marilyn Manson de «abusar horriblemente» de ella durante un largo periodo cuando salían juntos, ahora ha sido la actriz Esmé Bianco quien ha hablado de los supuestos maltratos que sufrió cuando era pareja del cantante. 
En declaraciones al medio The Cut, la intérprete ha revelado cómo fue su relación con Marilyn Manson, que, según el citado medio «la llevó a años de tormento psicológico y violencia que descarrilaron su carrera como actriz y la dejaron con cicatrices físicas y trastorno de estrés postraumático».

 

Blom

 

Entonces, Bianco, que tenía 26 años, pensó: «Mi ídolo de la infancia quiere trabajar conmigo».

Durante la filmación pasó tres días en lencería y apenas pudo dormir o comer, mientras Manson servía cocaína en lugar de alimento. 

Además, comentó que se puso violento, la ataba con cables, la golpeaba con un látigo y le pasaba un juguete sexual eléctrico por sus heridas. Finalmente, Bianco regresó a Londres, pero nunca recibió las imágenes de la filmación.

Poco después comenzaron una relación a distancia, mientras el matrimonio de la actriz llegaba a su fin. Las veces que se encontraron, Manson golpeaba a Bianco mientras tenían relaciones sexuales sin su consentimiento. Sin embargo, en 2011, la actriz dejó a su marido y se mudó al apartamento del cantante en West Hollywood. 

Al comienzo vivieron una breve luna de miel, pero pronto él comenzó a controlar cada aspecto de su vida, ya que decidía qué ropa podía ponerse, sus horarios de sueño y cuándo podía salir y volver al apartamento, del que la actriz no tenía llave.

«Básicamente me sentí como una prisionera. Iba y venía a su gusto. Controlaba completamente con quién hablaba. Llamaba a mi familia escondida en el armario», describió la británica.

Humillación y el ataque final

Durante la convivencia fue estrenado el piloto de ‘Juego de tronos’, en el que Bianco tenía una relación sexual. Para humillarla, Manson la mostró al menos cuatro veces a sus invitados, mientras decía: «Esa es mi novia. Es una prostituta. Miren, tiene las tetas fuera». Además, en una fiesta le levantó la pollera y la golpeó en el glúteo, que ya estaba cubierto por hematomas. 

«En ese momento estaba en modo de supervivencia y mi cerebro me había enseñado a ser pequeña y agradable», contó la mujer.

Otro de los hechos de los que fue víctima ocurrió cuando Manson le hizo varios cortes en el torso con un cuchillo. «Solo recuerdo estar acostada allí y no hacer nada por impedirlo», expresó Bianco, quien destacó que «había perdido todo el sentido de la esperanza y la seguridad».

La situación que provocó el final de la relación ocurrió en mayo de 2011, cuando Manson la persiguió por el apartamento con un hacha. Fue entonces que la actriz decidió mudarse. algo que hizo en junio de ese mismo año, mientras el cantante dormía. Un mes después, terminó la relación a través de un correo electrónico. «Me quedaba tan poca dignidad», reconoció.

Fue así que Manson, quien no respondió a las acusaciones de Bianco, pasó de ser el «ídolo» de su infancia a convertirse en un «monstruo» que casi la «destruye» a ella y a «muchas mujeres», por lo que lo definió como un «depredador serial» y aseguró que «merece estar tras las rejas el resto de su vida».

La revelación de Bianco se suma a la de otras víctimas de violencia sexual y física por parte del artista, quien aseguró que sus «relaciones íntimas siempre han sido totalmente consensuadas» y que las acusaciones son «horribles distorsiones de la realidad».

Cactus24/12-02-2021