Representantes de la ONG venezolana Codevida y del Centro de Derechos Humanos (CDH) de la Universidad Católica Andrés Bello denunciaron en la ONU la dramática situación en la que viven la gran mayoría de los venezolanos.

“La crisis que sufre Venezuela tiene consecuencias devastadoras para el bienestar de la población y en el disfrute de sus derechos. El 87 % de la población vive en la pobreza y el 61 % en extrema pobreza”, afirmó Francisco Valencia, representante de Codevida, una entidad defensora del derecho a la salud y el acceso a medicamentos.

“Los niveles de inseguridad alimentarios son altísimos. El 55 % de los niños menores de cinco años sufren malnutrición”, agregó el activista, citando datos gubernamentales, de Cáritas y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), según especificó.

“Más de 8 millones de venezolanos solo comen dos veces por día o menos, y lo que ingieren no es nutritivo. De media, los venezolanos perdieron 11 kilos de peso solo en 2017”, aseguró a su vez Eduardo Trujillo, del CDH de la Universidad Católica.

El acto en el que participaron los activistas fue organizado por la ONG defensora de las libertades fundamentales Human Rights Watch y llevado a cabo en paralelo a la trigésimo novena sesión regular del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.