Activista de Voluntad Popular se despidió de su madre por un mensaje antes de morir

Un proyectil de arma de fuego fue lo que atravesó el parietal derecho de Jesús Miguel Espinoza Huggins y le causó la muerte. El muchacho de 23 años de edad envió un mensaje a su madre durante la madrugada en el que se despidió de ella y sus familiares.

La detonación fue escuchada en las adyacencias del conjunto residencial Puerto Príncipe, ubicado en la ciudad de Lechería, estado Anzoátegui. Pero fue hasta que amaneció cuando los vecinos hallaron el cadáver del dirigente estudiantil de Voluntad Popular, tendido en la mitad de la plaza.

El deceso fue notificado ante las autoridades locales, quienes de inmediato se trasladaron hacia el lugar de los hechos. Con una cinta amarilla en la que se leía la frase “No Pase”, fue acordonado el sitio mientras detectives de la policía científica Subdelegación Barcelona realizaron la inspección técnica y fijación fotográfica del lugar.

En los alrededores del cadáver hallaron un revólver calibre 38 cargado con una bala, un casquillo, una mira para pistola y el teléfono de la víctima. A pesar de que todo semeja un suicidio, los pesquisas desarrollarán investigaciones para determinar si realmente Espinoza Huggins se quitó la vida.

El hecho estremeció a los moradores, ya que el joven conocido como “Liderín” protagonizó las protestas y enfrentamientos entre los cuerpos de seguridad y “La Resistencia” en la zona morreña entre abril y julio 2017.

Espinoza fue detenido durante una de las refriegas en El Peñón del Faro. Tras ser enjuiciado por un tribunal militar, lo trasladaron hacia la cárcel de La Pica por un lapso de cuatro meses.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.