Abandonados están los parques en la Comunidad Cardón

Los parques de la Comunidad Cardón y urbanización Zarabón, en el municipio Carirubana, lucen abandonados, llenos de monte y sin alumbrado público. Serían una excelente opción para la recreación y el esparcimiento, pero actualmente están muy lejos de serlo. A simple vista es evidente el deterioro de estos espacios públicos.

Tal es el caso del parque Los Chaguaramos, construido por la empresa Propileno de Falcón C. A. (Profalca), cuya caminería y miradores con excelente vista al mar y a los atardeceres en la ciudad, invitan a recorrerlo completo para disfrutar del aire libre en pro de la salud física y mental.

Blom

 

No obstante, desde hace más de dos años carece de iluminación tras quemarse los reflectores internos, así que ahora solo sus caminerías pueden recorrerse hasta que la luz del sol lo permita; su vida nocturna murió y se ha convertido en una “boca de lobo” perfecta para el escondite de maleantes, aunado al monte que crece en sus alrededores.

“Yo después de salir del trabajo, a las seis de la tarde podía llegar al parque y caminar tranquilamente, porque al oscurecer estaba bien iluminado y uno se sentía seguro; a veces hasta me traía a mi hijo con sus patines o su bicicleta para que jugara mientras yo terminaba el recorrido, pero desde que quedó sin luz tuve que dejar de hacerlo y ahora solo me acerco cuando me desocupo temprano y aún hay luz del sol”, lamentó Sonia Medina.

Una gran cantidad de monte no permite apreciar el parque

En igual estado de abandono lucen el Parque Petrolero, entre avenidas 14 y 15, y el parque Louwerse, frente al Club Miramar, el único terreno que se conservó intacto cuando se construyó la Comunidad Cardón para el disfrute de las futuras generaciones, pero hoy la gran cantidad de monte en su interior no permite apreciarlo, prestándose además para la proliferación de animales como alacranes y culebras.

En otrora, esta zona de la parroquia Punta Cardón se destacaba no solo por su ambiente tranquilo y seguro para vivir, sino también por sus áreas verdes y parques, cuyo mantenimiento recaía en gran medida en PDVSA y empresas aliadas. Pero con el deterioro de la industria petrolera poco a poco estos espacios han quedado rezagados.

Sin embargo, rescatar estos parques para disfrutar de ellos en asuetos, vacaciones y días feriados, sería una inversión segura que se traduciría en bienestar para la comunidad y una excelente opción recreativa tanto para propios como para visitantes.

Cactus24/17-02-2021