A la cárcel pareja que asesinó a dos niños por comer pan

A solicitud del Ministerio Público, fue privada de libertad Rousmerys del Carmen Rojas Rondón por su presunta responsabilidad en la muerte de sus dos hijos, de siete y cinco años, hecho ocurrido el pasado miércoles 16 de noviembre, en la población de Carúpano, municipio Bermúdez del estado Sucre.

Asimismo, fue privado de libertad Luis Moya, padrastro de las víctimas.

En la audiencia de presentación, el fiscal 5º auxiliar del segundo circuito de esa jurisdicción, Wilfredo Monsalve, imputó a la pareja, como coautores en el homicidio calificado por motivos fútiles y abuso sexual en perjuicio del niño de siete años.

Adicionalmente, Moya fue imputado por violencia sexual en detrimento de la niña de cinco años, y la mujer por el delito de trato cruel.

En este contexto, el Tribunal 3º de Control de Carúpano dictó la medida privativa de libertad para Moya y Rojas, quienes serán recluidos en la Comandancia General de la Policía de Sucre, en Cumaná.

A las 7:00 de la mañana del citado día, la pareja trasladó a los niños al hospital Santos Aníbal Dominicci, de Carúpano.

Los médicos se percataron que los niños llegaron sin signos vitales, por lo que informaron al respecto a los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, quienes procedieron a detener al padrastro y a la madre.

Luego del protocolo de autopsia de las víctimas, se evidenció el maltrato físico y el abuso sexual.

Este hecho conmocionó a los habitantes de Carúpano, cuando se conoció que los niños fueron castigados hasta la muerte por haberse comido unos panes que estaban destinados para el desayuno. Al parecer los pequeños quedaron con hambre luego de cenar el martes 15 de noviembre, y esperaron a que sus padres se quedaron dormidos para comerse el resto de los panes, al ser descubiertos, el padrastro se ensañó con las criaturas hasta dejarlos sin vida.

CACTUS24 (21-11-2016)

 

            

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.
COMPARTIR