56 personas murieron en abril de forma violenta en Lara

El cuarto mes del año 2018 cerró en Lara con una cifra de 56 muertes violentas en la región de las que se contabilizaron 43 homicidios y 13 fallecidos por resistencia a la autoridad.

Dentro de las 56 muertes violentas se registraron un triple homicidio y dos dobles crímenes, además una infante y cuatro adolescentes fueron asesinados, entre ellos dos del género femenino, se localizó una osamenta y al menos tres cadáveres en estado de descomposición los dos últimos fueron localizados juntos en una quebrada este fin de semana y no han sido identificados.

En cuanto a las resistencia a la autoridades, fueron trece las personas que fueron dados de baja, la mayoría hombres con prontuario policial, desde el mayor homicida como fue el caso de “El Reidy” que fue uno de los más buscados de Lara y que con tan solo 25 años llevaba al menos 20 muertos encima, hasta ladrones de vehículos. Entre los presuntos enfrentamientos fueron uno con la Policía Municipal de Iribarren (PMI), uno con Polilara, dos fallecidos con la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y el resto con el Cicpc es decir nueve fallecidos en manos del cuerpo detectivesco.

En cuanto a las formas en de cometerse los crímenes, el uso de arma de fuego se repite en el 98 % de los hechos sangrientos, mientras cuatro personas fueron asesinadas con pedradas y una estrangulada. Los móviles manejados por el Eje de Homicidios del Cicpc Lara, son la venganza como primero, la resistencia al robo, el ajuste de cuenta y la riña.

Entre los casos más resaltantes de este mes de abril se encuentra el del hombre a quien asesinaron en el Cementerio y con su propia sangre escribieron un mensaje, el de la infante de 2 años de edad a quien una bala perdida atravesó el maletero del carro de su padre y apagó su vida mientras la bebé dormía y la muerte de  Jesús Alberto Guacaran Barrios (30) preparador físico de la Vinotinto, quien fue asesinado al resistirse al robo en las afueras de un Farmatodo al este de la ciudad crepuscular, el pasado 11 de abril.

Los crímenes se están cometiendo a plena luz del día y en cualquier punto de la ciudad.

De los nueve municipios de la región cinco fueron tocados por la violencia, en Iribarren se registraron la mayor cantidad de muertes para un total de 50, mientras en Torres y Jiménez igualaron con dos cada una, en Palavecino y Urdaneta se registró un solo crimen.

Cactus24 01-05-18.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.