viernes, marzo 1, 2024
InicioFalcónAsí fue como el Cicpc identificó al motorizado que participó en el...

Así fue como el Cicpc identificó al motorizado que participó en el sicariato del abogado Roberto Leáñez

El domingo 2 de enero del 2023 la Guardia Nacional Bolivariana detuvo en la alcabala de los Médanos, carretera Coro-Punto Fijo, a dos hombres que venían en una moto desde la península de Paraguaná con destino a Coro, trayendo seis panelas de marihuana con peso de 3,278 kilogramos.

Hasta entonces nadie, salvó uno de los detenidos, sabía que esa era la moto Empire, modelo Horse, placas AER68A que testigos vieron llegar al Centro Comercial Shooping Center donde el sicario Diego Javier Montero Cortez, de 25 años de edad, alias «Juan Pablo» asesinó de un tiro, el 27 de diciembre del 2022, al abogado Roberto Carli Efraim Leáñez, de 47 años, en su tienda de bicicleta Ubike.

“Empujó la puerta, disparó y se fue», así de forma premeditada actuó el sicario según el Cicpc.


Descubrir al cooperador necesario en la ejecución del crimen por encargo le tomó tiempo al Cicpc que, de 311 motocicletas adscritas al IMTT que tenían ciertas características a la usada como medio de transporte por los sicarios, centraron las pesquisas en 22 notando que seis no estaban en Coro y que ninguno de los conductores tenía antecedentes.

Luego de solicitar autorización al Juzgado Primero de Control el Cicpc, con su equipo de expertos que además había analizado videos en la zona del sicariato, aplicaron un examen antropológico de carácter morfológico por medio del cual pudieron comprobar que el motorizado preso en la alcabala de los Médanos era el mismo que trasladó al sicario a cometer el crimen cuya paga fue de 800 dólares. El Cicpc colectó como evidencias la vestimenta y calzado usado el día del crimen.

El cooperador admitió su participación, sin embargo alegó no saber quién era el sicario que a su vez había sido contratado desde el extranjero por Alex «el Gordo». Su tarea era llevarlo al sitio a cometer el crimen, dejarlo en otro lugar y desaparecer.

El motorizado habría sido contactado por «Nené Cara’ de Burro» otro supuesto financista de la banda «los Lobos» quien, según el Cicpc, estuvo en contacto con Cristian Batista, en el extranjero, también financista de la banda que opera en el Oeste de la ciudad de Coro.

El motorizado no llegó a recibir su paga por participar en el sicariato según reveló el Cicpc en la edición de su revista que divulgan con pormenores relacionados a casos de connotación, el de ahora bautizado como «el Último Litigio: Traición, justicia y venganza».

Lo más popular