martes, mayo 21, 2024
InicioInternacionalesDetenido en Rusia un periodista estadounidense, acusado de "espionaje"

Detenido en Rusia un periodista estadounidense, acusado de «espionaje»

Rusia anunció este jueves el arresto por «espionaje» del periodista estadounidense Evan Gershkovich, del diario Wall Street Journal, en un contexto de represión desde el inicio de la ofensiva contra Ucrania.

Su detención supone una grave escalada en los esfuerzos del Kremlin por censurar a quienes considera como críticos, una represión que cobró impulso tras el inicio de la operación militar de Rusia en Ucrania el año pasado.

El Kremlin aseguró, sin dar detalles, que Evan Gershkovich fue «atrapado con las manos en la masa» y advirtió a Washington que no tome represalias contra los medios rusos en Estados Unidos.

El servicio federal de seguridad ruso indicó que «frustró las actividades ilegales del ciudadano estadounidense Evan Gershkovich (…) corresponsal de la oficina de Moscú del diario estadounidense The Wall Street Journal», al que acusa de «espiar para el gobierno estadounidense».

El Wall Street Journal, que dijo estar «profundamente preocupado por la seguridad» de Gershkovich, negó las acusaciones contra su reportero y solicitó su «liberación inmediata».

La ONG Reporteros sin Fronteras se declaró «alarmada» por «lo que parece ser una medida de represalia». «¡Los periodistas no deben ser objeto de ataques!», instó.

El delito de espionaje es castigado en Rusia con penas de 10 a 20 años de prisión, según el artículo 276 del código penal.

«Información clasificada»

Las autoridades rusas confirmaron que Evan Gershkovich, de 31 años, trabajaba con una acreditación de prensa expedida por el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

Añadieron que fue detenido por recabar información «sobre una empresa del complejo militar-industrial ruso».

«El extranjero fue detenido en Ekaterimburgo cuando intentaba obtener información clasificada», detalló el FSB, en referencia a esa ciudad del centro de Rusia situada a 1.800 kilómetros al este de Moscú.

«El problema es que la nueva legislación rusa (…) permite encarcelar por 20 años a cualquier persona que simplemente se interese en los asuntos militares», declaró en las redes sociales la analista política rusa independiente Tatiana Stanovaya en reacción a la detención del reportero.

Pero la analista señaló también que la FBS podrían haber tomado al periodista «como rehén» en vista de un intercambio de prisioneros.

Antes de incorporarse al Wall Street Journal en 2022, Gershkovich, que habla ruso perfectamente, trabajó para la AFP en Moscú y anteriormente para The Moscow Times, un sitio web de noticias en inglés.

Su familia emigró de Rusia a Estados Unidos cuando era un niño.

El arresto por espionaje de un periodista extranjero es algo sin precedentes en la historia reciente de Rusia.

Intensificación de la represión

Varios ciudadanos estadounidenses se encuentran actualmente en prisión en Rusia y tanto Washington como Moscú se han acusado mutuamente de llevar a cabo detenciones por motivos políticos.

Entre ellos figura Paul Whelan, un exmarine de 53 años detenido en 2018, que cumple una condena de 16 años de cárcel por espionaje.

En el último año se han producido varios intercambios de prisioneros de alto nivel entre ambos países.

En diciembre, Moscú liberó a la estrella del baloncesto estadounidense Brittney Griner, detenida por introducir aceite de cannabis en el país, a cambio del traficante de armas ruso Viktor Bout.

La prensa rusa y los periodistas críticos con el Kremlin son a menudo objeto de persecuciones penales en Rusia, algo de lo que en general se libraban los periodistas extranjeros, ya que Moscú optaba más bien por expulsarlos o endurecer las normas de acreditación.

Sin embargo, desde el lanzamiento de la ofensiva rusa en Ucrania, las autoridades rusas han intensificado la represión contra la oposición y los medios de comunicación independientes.

Paralelamente, para los periodistas extranjeros se han endurecido las condiciones de expedición de las acreditaciones, de las que dependen los visados.

Los reporteros extranjeros también son seguidos a veces por los servicios de seguridad durante sus reportajes, especialmente fuera de Moscú.

En este contexto, muchos medios de comunicación occidentales han reducido considerablemente su presencia en Rusia desde la entrada de las fuerzas rusas en Ucrania, en febrero de 2022.

Cactus24 30-03-23

Abre este enlace para unirte al grupo de WhatsApp 

También estamos en Telegram y Facebook

Lo más popular