jueves, julio 18, 2024
InicioFalcónSobre el homicidio de La Cañada que terminó dando un rumbo diferente

Sobre el homicidio de La Cañada que terminó dando un rumbo diferente

Aunque estuvo en malos pasos en el pasado, incluso en prisión, quienes viven en La Cañada recuerdan que Alexis José coincidió con alguien que le habló de Dios y desde entonces, procuró darle un rumbo diferente a su vida.

Antes de caer preso el 15 de julio del 2015, Alexis José se ganaba la vida como barbero, cortando cabello. Sin embargo aquel día, a eso de las 10:30 de la noche, junto a un amigo pararon a un taxista en la calle Zamora de Coro pidiéndole los llevara a la urbanización Urupagua. 

Al llegar, Alexis esgrimió un revólver y  obligó al conductor a pasarse al puesto de atrás para robarle el carro, pero este quitó las llaves, inició un forcejeo y salió por la ventana. Los maleantes terminaron presos y en algún momento se reseñó que uno de los sitios de reclusión sería la cárcel de Mérida por porte ilícito, robo de vehículo y asociación para delinquir.

Ese episodio del pasado de Alexis José y otros, los sabía Enduy Emil Chiquito Chiquito de 24 años, quien tiempo atrás fue su amigo y también estuvo preso bajo investigación por el homicidio de un hombre en La Cañada, en enero del 2017. 

Cuentan que Alexis José se congregaba en la actualidad en una iglesia de los Testigos de Jehová, ganándose la aceptación de algunos y burla de otros. Pero la burla y mayor desprestigio dicen que provenía de Enduy Emil quien tenía pocas semanas de haber regresado de Colombia. Dicen que éste donde veía a Alexis José, lo ridiculizaba e insistía en que jamás podría quitarse la fama de «malandro». 

La mañana del viernes 2 de diciembre presuntamente al verlo de nuevo lo abofeteó, pero como Alexis José estaba con sus hijos, eludió la confrontación. Si bien la palabra enseña a no pagar mal por mal, sino a poner la otra mejilla, en La Cañada dicen que llegada la noche, Alexis estuvo con conocidos, vio que uno portaba un revólver y tras manipularlo, se retiró diciendo ya regreso. 

Fue a la calle Negro Primero donde estaba Enduy Emil a quien asesinó de dos tiros.  Luego regresó, devolvió el arma y dijo: ¡Ya se acabó esa culebra! Desde entonces no le han vuelto a ver. Cuentan que en represalia le habían quemado la casa.

Cactus24//20-10-2022

 

Lo más popular