Aragua: Desapareció sin dejar rastros y dos años después, sus huesos fueron desenterrados por su mejor amigo, su asesino

Anuncios Google

Kesvin Gómez Colina, de 16 años, desapareció un 17 de noviembre de 2020, sin dejar rastros. Ese fatídico día salió de su casa, en el Barrio Piñonal de Maracay, estado Aragua, con la idea de ir a casa de un amigo a jugar, sin embargo, nunca regresó.

«Dos años después, sus huesos fueron desenterrados por su propio amigo. Su asesino». narra el portal diario El Siglo.

El pasado 10 de agosto de 2022, Raymon Alejandro Hidalgo Moreno, de 23 años, confesó que asesinó al joven porque se le «metió el diablo» y tenía deseo de sentir como era matar a alguien, reseña el citado medio aragüeño.

Detalla que el adolescente salió de su casa, bajo engaño, y llevado a una zona del Barrio Guasimal. Ya en el sitio, Hidalgo lo golpeó en la cabeza matándolo de manera inmediata, para luego enterrar su cuerpo. Tras el hecho, desapareció por dos años de la zona hasta que el remordimiento le ganó.⁣

Según El Siglo, el asesino vivía atormentado por lo que había hecho y esa fue su motivación para regresar.

«El Psicópata de Guasimal», cómo es conocido, fue atrapado sacando los huesos de su amigo y esto alertó a los vecinos del sector.⁣

Tras ser descubierto trató de huir, pero las autoridades lo impidieron. La confesión llegó luego de la detención y con ello, el crimen quedó resuelto.

Hace cinco días fue presentado en los tribunales del Circuito Judicial del estado Aragua.

Sobre su persona pesan varios delitos, entre ellos la desaparición forzosa y homicidio, entre otros que considere calificar el representante del Ministerio Público. De acuerdo a la legislación venezolana, al sujeto le espera por lo mínimo una condena que podría sobrepasar los 25 años de prisión.

Hidalgo, antes de ese paso, tendrá que ser evaluado por un psiquiatra o cualquier otro profesional de la medicina para conocer científicamente sobre su estado mental.

Así planeó el asesinato de Kesvin

Raymon planificó bien lo que haría con el muchacho y decir posteriormente que lo hizo para ver que sentía el hecho de haber matado a alguien, deja muchos elementos que desear.

Inicialmente la coartada le salió perfecta. Sonsacó al menor del seno de su hogar y bajo engaño se lo llevó a Guasimal, en donde cometió el vil asesinato.

Nunca se imaginaron que Raymon sería el autor material de la muerte de Gómez Colina. Incluso viajó a Colombia, donde trabajó cierto tiempo. No obstante, en la vida siempre existe un pero… Vivía atormentado por lo cometido. No tenía paz y tranquilidad en su corazón. Su vida se convirtió en un infierno.

Esos antecedentes lo motivaron a regresar a la Ciudad Jardín, y él mismo cayó en su propia tumba. Regresó a la escena del crimen, y unos ciudadanos lo vieron cuando removía algo en un sitio en Guasimal. Eso sucedió el martes pasado en horas de la tarde.

Como pudieron los vecinos dieron parte a los funcionarios de la Policía de Aragua, adscritos al Servicio de Investigaciones Penales, y una comisión se trasladó al sitio de los hechos, observando a una persona que se dirigía a un sitio con un saco.

Al verse descubierto, “El Psicópata de Guasimal”, calificado así por muchos, trató de huir del escenario, pero los funcionarios activaron los mecanismos de seguridad y lograron darle alcance a los pocos metros y confesó allí su crimen.

Cactus24 (16-08-2022)

Anuncios Google