En Exclusiva| José Ángel relató su paso por el Darién: No vale la pena, el sueño se te convierte en una pesadilla

Anuncios Google

“No vale la pena, literal el sueño se te convierte en una pesadilla de la que cuesta salir y a lo mejor nunca terminas”, fue la reveladora respuesta a una de las preguntas de esta EXCLUSIVA para Cactus24: ¿Vale la pena perseguir “el sueño americano” arriesgando tu vida?

José Ángel Revilla es un joven de 32 años de edad, que decidió migrar por segunda vez de su Punto Fijo natal en busca de una mejor vida hacia Ohio, Estados Unidos para perseguir ese “sueño americano”, dejando atrás a sus padres y hermanos en el sector Las Adjuntas del municipio Carirubana.

El joven graduado en publicidad y mercadeo en el Instituto Universitario de Tecnología Industrial Rodolfo Loero Arismendi (Iutirla) y estilista profesional de oficio, migró por primera vez a Colombia en el 2016, regresó a Punto Fijo, Venezuela, y hace poco empacó de nuevo su maleta para cruzar siete países: Colombia, Panamá, Costa rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala y ahora México específicamente en Tapachula, Chiapas, esperando que las autoridades de migración mexicana le concedan el permiso temporal de 30 días, otorgado por el Instituto Nacional de Migración (INM) y con ello poder viajar hacia la frontera norte, continuar esa travesía hacia suelo estadounidense.

“Si Dios quiere me lo entregan la otra semana para emprender el camino para Ohio”, dice esperanzado el paraguanero.

-¿Qué te llevó a migrar y cruzar la selva Darién?

“La calidad de vida había desmejorado muchísimo en el país que había elegido como destino: Colombia y ahora EEUU”.

Este relato concuerda con las afirmaciones de Gustav Brauckmeyer, director Ejecutivo de Equilibrium Centro para El Desarrollo Económico (Cende), quien expuso que la pandemia y las restricciones impuestas por los Gobiernos ha llevado a los connacionales a dejar los caminos tradicionales de migración terrestre; para adentrase en la selva. Pese a que el riesgo que implica cruzar el Darién es mucho más alto que otras rutas migratorias.

El politólogo afirmó que cruzar el Tapón del Darién; un bloque selvático de al menos 575 mil hectáreas; es solo el inicio de la larga travesía que deben emprender no solo los venezolanos, también personas de otras nacionalidades que desean llegar a Estados Unidos por los caminos irregulares.

Brauckmeyer explicó que además de Colombia y Panamá, los migrantes deben cruzar otros seis países. “El Darién es solo el punto de partida”, dijo en una entrevista a medios internacionales.

-¿Cuánto cuesta cruzar el Darién?

“Bueno para cruzar la selva en dinero cuesta aproximadamente 500 dólares por persona. Hay experiencias que han pagado menos, pero yo pagué eso, dejándote dicho que me estafaron”, manifestó José Ángel para esta Exclusiva.

Relató que la estafa fue que le ofrecieron un viaje por carretera la cual “pagué 420 dólares y terminaron dejándome por Capurgana”.

Capurganá es una aldea remota y libre de vehículos en la costa del Caribe de Colombia. Solo se puede acceder a ella por vía aérea y marítima, y es una de las rutas que toman los migrantes venezolanos para cruzar a Panamá topándose con el Tapón del Darién, una frontera llena de peligros.

También se conoció que en las redes sociales, sobre todo en la plataforma de Facebook existen ofertas engañosas sobre estos viajes que los camuflan como “paquetes turísticos”.

 El presidente de la Asociación Venezolana de Mayoristas y Empresas de Representaciones Turísticas (Avemarep), Argenis Sánchez, advirtió que algunas empresas, que no están constituidas formalmente, ofrecen a los connacionales “paquetes turísticos” para cruzarlos por el Tapón del Darién.

Aunque, el precio de la travesía puede variar entre los 600 o 700 dólares; quienes se atreven a adquirir este “paquete turístico” muchas veces quedan expuestos a su suerte en medio de la selva, así como le pasó a José Ángel.

Sánchez afirmó que se trata de ofertas engañosas, que se promocionan a través de las redes sociales; donde se les ofrece a las personas la posibilidad de cruzar Río Grande en México o la Selva del Darién.

¿Durante en tu travesía experimentaste algún peligro que tal vez te causó pánico o arrepintiendo en dejar tu tierra?

“Si experimente un peligro, casi me ahogo en el cruce de dos ríos, pero creo que fue la fe puesta en Dios y mis compañeros de viaje que estaban cerca que no pasó a mayores y pude librarlo bien, y pues, aunque me vi envuelto en ese peligro, la verdad no me arrepiento de haberme venido por allí”, nos relató nuestro entrevistado.

En este sentido, el abogado e investigador en la línea de derechos de migrantes y refugiados venezolanos en el Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Carlos Rodríguez, explicó en una entrevista personas que cruzan la selva del Darién no solo están expuestos a los animales salvajes que habitan en esa zona; también al crimen organizado, el narcotráfico y a delincuentes que se dedican al robo y la violencia sexual. Por tanto, quienes deciden adentrarse no cuentan con ningún tipo de protección.

Aunque afortunadamente el grupo que acompañó a José Ángel no experimentó ninguno de estos hechos infortunios, sí escuchó de cerca las historias de quienes venían atrás.

“Pero detrás de nosotros venían las historias más aberrantes de violaciones que yo no había escuchado en mi vida. A una niña de 11 años la iban a violar y la niña le dijo al papá tranquilo papá no pasa nada eso fue desgarrador”, reveló José Ángel.

“México es peor que estar en la selva”

El paraguanero José Ángel Revilla logró llegar a México y está a la espera de que se le otorgue el permiso temporal por el Instituto Nacional de Migración (INM) para poder cruzar la frontera con EEUU y el temible río Bravo en donde cientos de migrantes han perdido sus vidas por llegar a ese país y tratar de lograr ese sueño americano.

Sin embargo, confesó que “México es peor que estar en la selva”, y Cactus24, preguntó el ¿por qué es peor? Y su contestación desconcertante fue: “Porque sobrevivir en la selva depende de uno y aquí depende de los funcionarios que están sumergidos en corrupción y que te quieren retener aquí de cualquier manera, sabiendo lo que estamos pasando para llegar a este país y poder avanzar a EEUU”.

Se ha conocido que los migrantes al llegar a México deben enfrentarse a la burocracia en el papeleo ante el INM.

Este 2022, México solicita visado a los venezolanos, para quienes a veces les resulta imposible obtener los documentos para viajar debido a los altos costos en dólares.

La cantidad de venezolanos detenidos por las autoridades de inmigración de México tras haber ingresado al país de manera irregular aumentó en forma drástica desde que entraron en vigor los nuevos requisitos de visas, según cifras oficiales.

También aumentó la cantidad de venezolanos que piden asilo en México. En los primeros cuatro meses de 2022, solicitaron asilo 4.270 venezolanos, en comparación con un total de 6.192 en todo el 2021. Los solicitantes de asilo en México suelen verse obligados a esperar en condiciones deplorables durante meses o años para obtener estatus legal, según informe de Human Rights Watch (HRW).

Las restricciones impuestas por los gobiernos de México y Centroamérica no ha. disuadido a miles de migrantes de abandonar sus países para solicitar protección en el extranjero

Fotos Cortesía

Cactus24 (10-08-2022)

Anuncios Google