Hilda Abrahamz revela por qué su cara cambió y el daño que vivió por eso

Anuncios Google
La actriz venezolana, Hilda Abrahamz ofreció una entrevista al programa del periodista venezolano, Luis Olavarrieta en la plataforma de YouTube en donde habló sobre la realidad del cambio de su rostro en los últimos años.

La venezolana  representa una etapa dorada de la televisión del país por su participación en clásicos televisivos de renombre, como es el caso de AbigailKa Ina y Mi gorda bella, entre otras muchas.

Blom

 

En la entrevista con el periodista  Luis Olavarrieta, habló de episodios de su vida que a día de hoy la han hecho aún más fuerte si cabe. Pero, sin duda, hubo uno que, aunque ya superado, hizo mucho daño.

Lo ha hablado sin tapujos en varias ocasiones y entrevistas diversas, pero ha sido en esta charla donde verdaderamente ha dado a conocer el daño sufrido por el cambio que sufrió su rostro hace unas décadas. El uso normalizado en los años 90 de los conocidos biopolímeros para estilizar la piel y llenar los surcos en ella, tuvo consecuencias muy negativas y varias actrices de la época lo vivieron en primera persona.
 
 
‘’Cruz muy pesada de llevar porque la gente siempre te va a exigir que estés bella y que no te descuides, y que no te pongas vieja’’.
 
Hilda ha querido aclarar que ser un personaje público no da derecho a nadie a machacar tanto a una persona. «Una vez publico algo y el ataque fue tan brutal que me dolió mucho porque yo ya sabía lo que era lo que había pasado conmigo y el daño que me había ocasionado, mi rostro había cambiado con los biopolímeros. Y yo le decía a la gente, ‘créeme que tú no me vas a hacer más daño del que yo ya me he hecho'», prosiguió rotunda.
 
 

Si bien ella no tuvo culpa de nada y fue la gran víctima, reconoce que tuvo que pasar mucho tiempo para adaptarse a esta nueva situación. «Tuvo que pasar tiempo para acostumbrarme a mi nueva cara, a mi nuevo rostro y aceptar que en algún momento pasó lo que pasó», añadió.

Hoy ese episodio está cerrado y con esta entrevista espera no tener que citarlo de nuevo. Es una mujer feliz, bella, exitosa y con mil cosas por hacer, y así mismo se siente. Este duro golpe ha sido un impulso y una lección para quererse aún más. «Quiero seguir trabajando, quiero ser una mujer productiva, próspera, maravillosa y bella, quiero ser una vieja preciosa».

Con información de People

Cactus24//16-06-2022

Anuncios Google