Rebeldes yemeníes confiscan un barco en el Mar Rojo

Anuncios Google

Los rebeldes de Yemen capturaron este lunes un barco en el mar Rojo, afirmando que transportaba «material militar», pero Arabia Saudita denunció un acto de «piratería» contra un navío que, según Riad, contenía equipamiento civil.

Blom

 

Arabia Saudita interviene en Yemen desde 2015, al frente de una coalición militar para apoyar a las fuerzas gubernamentales contra los rebeldes hutíes, un grupo chiita, apoyado por Irán.

En la región, Irán, de mayoría chiita, y Arabia Saudita, sunita, son potencias rivales.

«El barco llamado ‘Rawabi’, con bandera de Emiratos Árabes Unidos […] fue secuestrado a las 23H57 (20H57 GMT) el domingo mientras navegaba frente a las costas de la provincia de Hodeida», en el oeste de Yemen, declaró Turki al Maliki, portavoz saudita de la coalición.

El navío regresaba del archipiélago yemení de Socotra, frente a las costas meridionales de Yemen, y había transportado material destinado a un hospital de campaña situado en el citado archipiélago. Se dirigía hacia Jazan, en Arabia Saudita, precisó el vocero en un comunicado citado por la agencia oficial saudita SPA.

Los rebeldes hutíes son «responsables de este acto criminal», denunció, e instó a los insurgentes a «liberar inmediatamente el barco». Si no lo hacen, «las fuerzas de la coalición tomarán todas las medidas necesarias frente a esta violación».

La AFP contactó con Turki al Maliki, pero este no pudo precisar cuántas personas iban a bordo de la embarcación.

Por su parte, los rebeldes hutíes confirmaron que confiscaron el barco, y afirmaron que transportaba «material militar».

La embarcación «penetró en aguas yemeníes sin autorización alguna» y estaba llevando a cabo «actos hostiles», señaló en Twitter el portavoz militar de los rebeldes, Yahya Saree.

Escalada

«La operación, exitosa y sin precedentes, se enmarca en la lucha contra la agresión» de la coalición, de la que forman parte los Emiratos, tuiteó un jefe rebelde, Mohamed Abdelsalam.

Según indicó, los insurgentes ofrecerán una rueda de prensa este lunes para informar sobre el asunto.

En los últimos años se han producido varios desvíos de barcos, muchos de los cuales imputados a Irán, en las aguas del Golfo y en sus inmediaciones, provocando un incremento de las tensiones.

Irán y la marina de Estados Unidos, un aliado de Arabia Saudita, suelen acusarse mutuamente de llevar a cabo maniobras hostiles en el mar.

El conflicto entre la coalición y los rebeldes registró una escalada en las últimas semanas, con los bombardeos de la fuerza aérea saudita en territorios controlados por los hutíes en Yemen. Los insurgentes, por su parte, intensificaron sus ataques con misiles y drones contra el reino.

Según la ONU, la guerra, que estalló en 2014, ha provocado la muerte de 377.000 personas, la gran mayoría de las cuales fallecieron por causas indirectas del conflicto como el hambre, las enfermedades o la falta de agua potable.

Cactus24 03-01-22

Anuncios Google