Dos congresistas bolivianos se cayeron a patadas y puñetazos

Anuncios Google
Los congresistas bolivianos Henry Montero (del partido de derecha Creemos) y Antonio Gabriel Colque (del partido de izquierda Movimiento Al Socialismo – MAS) se enfrentaron a golpes durante la interpelación al ministro de Gobierno de Bolivia, Fernando del Castillo.

En la interpelación, Del Castillo explicó la detención de la expresidenta Jeanine Áñez ocurrida en marzo pasado, afirmando que en aquella ocasión hubo un golpe de estado, respaldando la acusación del oficialismo boliviano (MAS).

Blom

 

 

“La historia ha demostrado que el pueblo se impuso al gobierno de facto (de Áñez), ahora ya sabemos la verdad, que en Bolivia hubo un golpe que mató personas y que robó el dinero de los bolivianos”, señaló el ministro.

Sin embargo, los opositores (Creemos) recordaron que el arresto de Áñez “fue una violación de la ley”. Además, rechazaron la acusación de un presunto golpe de estado y respaldaron las marchas que realizó la población en noviembre de 2019, denunciando fraude por parte de Morales en las elecciones un mes antes.

Tras ello, el ministro Del Castillo les dijo a los parlamentarios de Creemos que eran “cómplices” del supuesto golpe de estado, liderado por el gobernador de la próspera región de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, pieza clave en la caída de Morales.

El congresista Montero pidió respeto y, luego de ello, fue empujado por Colque y otros legisladores oficialistas que lo rodearon. Montero y Colque intercambiaron patadas y puñetes y el oficialista fue derribado al piso, ante los golpes del opositor.
 
Cactus24/09-06-2021
 
Anuncios Google