Venezuela adopta la medida: Instituto Gamaleya autoriza extender a 90 días intervalo entre dosis de Sputnik V

Anuncios Google
El Ministerio de Salud extendió el intervalo entre la aplicación de la primera y segunda dosis de la vacuna rusa Sputnik V de 21 a 90 días, debido a que el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología N.F. Gamaleya de Rusia, con base en la experiencia de administración del fármaco y otros estudios, considera que esta decisión no tiene ningún impacto en el efecto del medicamento.

En una circular enviada por a los directores estadales de Salud, autoridades únicas de salud, y coordinadores estadales de epidemiología, fechada el pasado 04 de junio, el ministro de Salud Carlos Alvarado instruyó el cambio del intervalo, modificando la circular original N° VRSC/DI 02 2021.

Blom

 

Las circular concluye que la medida se toma «con base en datos y según la opinión de las principales empresas sanitarias reguladores, incluida la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) de Argentina, el aumento del intervalo de vacunación entre el componente 1 y el componente 2 no afecta la concentración de la respuesta inmune y en algunos casos, incluso aumenta la fuerza y la duración de la respuesta inmune humana».

Ciertamente, en marzo pasado las autoridades sanitarias argentinas hicieron consultas con el fin de ampliar los intervalos de aplicación de las vacunas disponibles, con el fin de priorizar la aplicación masiva de una primera dosis, en función de procurar una mayor capacidad de inmunización, aunque fuera parcial.

En abril pasado, el Instituto Gamaleya, desarrollador de la vacuna Sputnik V, confirmó la viabilidad de extender el lapso de administración de las dos dosis recomendadas a 90 días.

«En una primera instancia, el Instituto Gamaleya había recomendado aplicar la segunda dosis de la Sputnik V a los 21 días de recibida la primera. Argentina, como otros países, había decidido extender ese período en función de estudios que indicaban lo que confirman ahora los desarrolladores de la vacuna. La decisión se tomó ante la necesidad de inmunizar a más personas para frenar los contagios», dice una nota publicada por la página web especializada argentina ConsensoSalud.

“La extensión del intervalo no afectará a la vacuna, en algunos casos, la potenciará y prolongará”, añadió el titular del Instituto Gamaleya, Alexander Gintsburg, a través de un comunicado oficial, señala el medio citado.

“Con respecto a la vacuna Sputnik V, desarrollada en nuestro centro N. F. Gamaleya, consideramos posible incrementar el intervalo mínimo entre la aplicación del primer y segundo componente de la vacuna de los 21 días previamente aprobados hasta 3 meses. Este incremento del intervalo no influirá en la intensidad de la respuesta inmune inducida por nuestra vacuna, y en algunos casos la aumentará y prolongará”, explicó Gintsburg, en un comunicado oficial.

Según sostuvo el científico, el Instituto llegó a esta conclusión basándose en la experiencia de otras vacunas y en campañas de vacunación tanto de Rusia como de otros países. “Nosotros, como desarrolladores de vacunas, también apoyamos lo expresado anteriormente y de forma independiente por reconocidos reguladores del ámbito sanitario -tales como la ANMAT de Argentina- sobre la extensión del intervalo de administración de las vacunas”, agregó, de acuerdo con la nota de ConsensoSalud.

Anuncios Google