El funeral de Felipe de Edimburgo será solemne pero restringido por la pandemia

Anuncios Google
 Respetando su últimos deseos y siguiendo el protocolo, el Duque de Edimburgo, fallecido el viernes 9 de abril, será enterrado hoy sábado a las 16:00 UTC en el castillo de Windsor, a unos 50 kilómetros al oeste de Londres, y debido a la pandemia solo podrán asistir al funeral 30 personas, en su mayoría familiares cercanos.

La ceremonia que tendrá lugar en la St. George’s Chapell, en el Castillo de Windsor.se transmitirá por televisión. El país guardará a esa hora un minuto de silencio. Tendrá un carácter excepcionalmente íntimo, muy alejado del funeral de Estado que se habría oficiado en otras condiciones.

Blom

 

El féretro del príncipe, cubierto por su estandarte personal, será conducido desde la entrada principal del castillo de Windsor hasta la escalera de la capilla en un Land Rover que, curiosamente, fue diseñado por el duque. Tras guardar un minuto de silencio, el ataúd será portado por ocho militares hasta el interior de la capilla, un homenaje que se rinde a Felipe, quien dejó la carrera militar al contraer matrimonio con la monarca británica.

Le seguirá una pequeña procesión a pie en la que primará la distancia social y en la que participará el príncipe Carlos y su hermana, la princesa Ana, que llevará el ataúd del duque a la iglesia. Se espera que el viaje dure unos ocho minutos.

Sus hermanos, Eduardo y Andrés, estarán detrás de ellos. William y Harry vendrán después, pero en lugar de hacerlo juntos, entre ellos irá su primo Peter Phillips. Y detrás de ellos estarán los últimos miembros de alto rango de la familia real británica, el esposo de Anne, el vicealmirante Tim Laurence, y el conde de Snowdon, hijo de la princesa Margarita.

Los miembros de la realeza que no participan en la procesión, como la duquesa de Cornualles, Camila Parker Bowles, y la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, se unirán a la monarca de 94 años para ver el desfile fúnebre llegando a la capilla. Esto también incluye a los parientes directos del lado del duque que estarán presentes, incluidos los sobrinos nietos de Felipe, el príncipe heredero de Baden y el príncipe de Hohenlohe-Langenburg.

Dentro de St. George’s Chapel

Será un grupo de los Royal Marine quien tome el féretro y lo lleve hacia el altar antes de comenzar el servicio a las 15h de la tarde, hora local, tras sonar el himno nacional. Se trata del cuerpo militar en el que Felipe de Edimburgo sirvió durante años y en el que llegó a ser teniente durante la Segunda Guerra Mundial. Las medallas y condecoraciones (ver infografía) del duque se colocarán previamente en cojines en el altar de la capilla.

Los encargados de oficiar el funeral privado serán el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y el decano de Windsor, David Conner.

Al finalizar el servicio, el féretro será llevado a la Bóveda Real, donde permanecerá provisionalmente hasta la muerte de la reina, cuando serán enterrados juntos.

Isabel II, como los convocados, usará una mascarilla y se sentará sola de San Jorge en el Castillo de Windsor, con todos los participantes de la ceremonia siguiendo las pautas sanitarias y permaneciendo socialmente distanciados entre ellos.

Infobae

Cactus24 17-04-21

Anuncios Google